5 lecciones del CADE Digital para un comunicador

Por María Katia Filomeno, Vice-presidenta de Innovación y Estrategia de APOYO Comunicación

  • “No quiero ser un segmento, quiero ser un individuo”es una de las frases que me rondan en la cabeza tras asistir al primer CADE Digital. La comentó el director general de Salesforce Latinoamérica, quien presentó el reporte “State of Connected Customer” que muestra cómo la tecnología está cambiando las expectativas de los consumidores.  Este estudio, además, muestra cómo la digitalización trae consigo una crisis de confianza por el uso (o mal uso) de la información que pueden hacer las empresas. Los comunicadores claramente tenemos un rol no solo en entender cómo evoluciona el consumidor, sino en facilitar una relación de confianza con las empresas. 

  • “El consumidor nos habla sin hablar”. Con un consumidor hiperconectado que “deja información digital” en diferentes puntos de contacto, un reto para la comunicación es cómo recogemos toda esta información para generar una interacción cada vez más personalizada.  

  • “La digitalización trae eficiencia, pero principalmente experiencias”:  la transformación digital está tocando de manera distinta a diferentes sectores económicos. En todos los casos se muestran cifras importantes de ahorros. Sin embargo, la magia está en la transformación de experiencias. La comunicación es un aliado natural en la transformación de experiencias y es clave entender nuestro rol como facilitador de esta transformación.  

  • “El reto mayor es el cambio de mindset” es una idea que subyace a las distintas experiencias empresariales que se expusieron en el CADE Digital. En este cambio de mentalidad, que implica colaboración, aprendizaje iterativo y mentalidad ágil; los comunicadores tenemos un rol fundamental que empieza por entender los temores y expectativas de las personas que vivirán el cambio, y se sustenta en acompañar dicha transformación entendiendo que se trata de un proceso vinculado con la tecnología, pero un proceso esencialmente humano.

  • “No se trata de tecnología, se trata de lograr impacto positivo en la vida de las personas”.  Es alentador escuchar a la Secretaría de Gobierno Digital y a varios otros actores del Estado que ponen como prioridad la digitalización en pro del mayor impacto positivo en la vida de los peruanos; pero es también todo un reto ver casos como el de Estonia (País digital), o países más cercanos como Uruguay o México que han avanzado muchísimo no solo en conectividad sino en modelos de digitalización transversales a toda la estructura del Estado y pensada desde las necesidades del ciudadano. ¿Cómo integramos esfuerzos con el sector público para avanzar en este reto con pasos más acelerados? Estoy segura que desde las áreas de comunicación del sector privado hay mucho que podemos aportar.